Medita, por tan sólo un minuto

Las cosas están mal, sí. Pero pasarán.

Se vale sentir miedo, tristeza y enojo, sí; pero no actuar únicamente desde ello.

Las cosas han estado mejor, bien, sí; y volverán a estarlo.

Si quieres recuperar tu centro, tu calma, tu esperanza, respira.

A veces hace falta sólo un minuto para regresar a ti.

Disfruta ese minuto, hazte presente en ti.

Respira.

*Comparte, si crees que a alguien puede servirle este recordatorio.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.